Atención con los lunares, estas son las recomendaciones de la Sociedad Chilena de Dermatología

Cómo saber si un lunar es maligno? – En qué me debo fijar para acudir a un dermatólogo?
Cuidado con los que aparecen en forma brusca y se colocan de color negro, sobre todo si presentan sangramiento o mucho picor.
Los lunares que presentan alguna alteración del ABCDE: Asimetria: una mitad no es igual a la otra mitad. Borde: irregular. Color: varios colores. Diametro: lunar mayor de 6 mm. Evolucion: el lunar presenta cambios con el tiempo.

Captura de pantalla 2015-06-26 a la(s) 18.35.28

Los lunares de nacimiento o congénitos tienen un mayor riesgo, por lo que hay que controlarlos periódicamente.

Si hay antecedentes de familiares operados de lunares malignos, tener más cuidado, ya que en un alto porcentaje se hereda la tendencia a presentar lunares malignos o melanomas.

La presencia de muchos lunares, eleva el riesgo de presentar melanomas

Se tiene claro que la pronta consulta a un dermatólogo en caso de irregularidades puede prevenir uno de los más graves casos de cáncer a la piel.

 

En el verano hay que tener cuidados extras con los lunares?

Deben protegerse del exceso de sol, ya que éste puede “activar” algunos lunares, lo que años después podría traducirse en una mayor tendencia a tener cáncer de piel. 

 

La creencia de que si pican son malos, ¿es cierta?

No siempre los lunares que pican son malos. Ya sea por roce o traumatismo involuntario, muchos pican y son benignos. Sin embargo, algunos que sí pican, son malos, por lo que se debe consultar para que el dermatólogo decida qué camino seguir.

 

Los que tienen pelos, ¿son malos? ¿Hace mal sacarle los pelos?

No son malos. En general, no se les debe sacar los pelos con pinzas o cera, a lo más cortarle los pelos con tijeras romas por un sentido estético. La razón está en que al usar pinzas o cera, esto tracciona los pelos y pueden inflamar el lunar o, incluso, infectarlo.

 

Los carnosos o solevantados y los que están en lugares de roce, ¿hay que sacarlos?

Los lunares solevantados o intradérmicos son sólo más profundos y llegan a una capa más interna de la piel llamada dermis, pero no es necesario sacarlos por eso. Asimismo, por muchos años se pensó que lunares sometidos a roce en la palma de las manos o en el pie podían ser potencialmente malignos en el futuro. Eso es un mito. Sólo se deben sacar si molestan, por estética o si se lastiman mucho por el roce. La extirpación se puede hacer a cualquier edad y cuando el paciente lo solicite.

 

Cada cuánto tiempo hay que controlarlos?

Por lo general, un adolescente tiene 15 lunares y un adulto entre 20 y 40. Si un paciente presenta mucho más que el promedio, debe consultar. El autoexamen (mirarse los lunares frente a un espejo) siguiendo sobre todo las enseñanzas de la regla del ABCDE es muy bueno y deberíamos hacerlo al menos cada seis meses frente a un espejo.

Los mayores de 40 años deberían siempre ir al especialista para definir junto a él su nivel de riesgo y la periodicidad de los controles posteriores. La mayoría de los cánceres de piel aparecen después de esta edad. Sin embargo, en la actualidad esto ha ido cambiando y la gente joven -por una mayor exposición solar- está presentando cáncer de piel con mayor frecuencia y a una menor edad.

Los lunares congénitos o de nacimiento deben controlarse al menos una vez al año.

 

Al consultar prontamente, se pueden evitar problemas con los lunares?

Sí, la consulta precoz es muy beneficiosa. Si un lunar ya es un melanoma maligno, pero su crecimiento ha sido muy pequeño dentro de la piel (menos de 1 mm de profundidad), su pronóstico es excelente pudiendo llegar a casi el 100% de sobrevida. Sin embargo, si se consulta tarde, con un lunar sangrante y de más de 4 milímetros de profundidad, la sobrevida cae a menos del 50% después de cinco años.

 

En qué consiste la cirugía para sacar estos lunares malignos?

Es una cirugía que sólo debe ser manejada por especialistas. En general, se saca el lunar y depende del resultado de la biopsia es la conducta. Si es benigno nos podemos quedar tranquilos y seguir con los controles que determine el dermatólogo. Si es maligno, la conducta dependerá de la profundidad del compromiso. En algunos casos se determina una segunda cirugía para ampliar los márgenes de seguridad de extracción del tumor. Si la profundidad del lunar supera 1 milímetro, se realiza una nueva técnica llamada “extracción del ganglio centinela”, la cual consiste en sacar un solo ganglio (el más cercano al melanoma original) para ver si está comprometido o no. Si no es así, no es necesario sacar los otros ganglios, pero si está comprometido, se deben sacar todos los ganglios restantes que están cerca del tumor original.

 

Se puede morir alguien de cáncer de piel?

Si, lamentablemente el melanoma es la forma más agresiva de cáncer de piel y sigue siendo causa de muerte para muchas personas. Sin embargo, esto no debería ser así, ya que este mismo tumor, detectado a tiempo, tiene 100% de sobrevida. En el caso de otros tumores de la piel como el carcinoma basocelular, su crecimiento es muy lento y su capacidad de dar metástasis casi nula. Esto ha llevado a minimizar el riesgo del cáncer de piel por algunas personas. Debemos ser realistas y mejorar la consulta precoz. Como en todos los ámbitos de la medicina, la prevención es la mejor medicina.