Pruebas de parche

Estas pruebas son usadas para el estudio de reacciones alérgicas Tipo IV, las cuales producen lesiones eccematosas en la piel, siendo producidas por una gran variedad de substancias y nos sirven para hacer el diagnóstico de dermatitis de contacto alérgica.
Si bien se han descrito numerosos metales y más de 10.000 substancias entre pesticidas, drogas, aditivos alimentarios y químicos comerciales como responsables de dermatitis de contacto alérgica, afortunadamente más del 80% se deben a no más de 30 alérgenos diferentes.

Cómo se realiza el examen?
Existen muchas maneras de realizar la prueba de contacto.
La más utilizada consiste en una cinta adhesiva que tiene fijada en su parte central varios discos de aluminio de 8 mm. de diámetro donde se depositan las substancias a probar.
Esta cinta adhesiva con las substancias a probar se aplica sobre una superficie de piel sana. El sitio más usado es la espalda del paciente.
La lectura se realiza a las 48 hrs., cuando se retira el parche y la segunda lectura y definitiva a las 96 horas. Si existe reacción a un alérgeno o grupo de alérgenos (parche) determinados se evidencia la aparición de una zona roja (eritema), o incluso la presencia de vesículas/ampollas.

Instrucciones para el paciente

  1. Suspender antialérgicos, corticoides orales y tópicos al menos una semana antes y mientras se realiza el examen.
  2. El paciente debe estar libre de lesiones en la espalda.
  3. No mojar el área de la prueba.
  4. Evitar rascarse.
  5. No practicar ejercicios intensos que produzca excesiva sudoración.
  6. Evitar ambientes muy húmedos.

Al finalizar la prueba se entrega un informe que indica las substancias que produjeron reacción alérgica, donde se encuentran y como evitarlas o posibles alternativas.

Captura de pantalla 2015-03-08 a la(s) 16.57.02