Rinomodelación Angular

Es un procedimiento mínimamente invasivo que tiene por objeto modificar el perfil nasal.

Este procedimiento está indicado en pacientes que tienen un defecto leve del perfil: nariz ajibada, punta caída. No tiene indicación en narices muy anchas o con grandes defectos. Es una técnica que consiste en aplicar un material de relleno biocompatibe; preferentemente ácido hialurónico, en algunos puntos del dorso nasal, bajo anestesia tópica o anestesia por frío (Cryoderm).

El tiempo del procedimiento es de aproximadamente 30 minutos, y los resultados son instantáneos. Es un procedimiento ambulatorio, que se puede realizar en pabellón de cirugía menor.

Es amigable, pues no requiere anestesia general ni quirófano y no produce molestias posteriores.

Sin embargo, debe ser realizado por un médico con experiencia y conocimiento de la anatomía nasal, ya que existen riesgos asociados a una mala técnica. Dado que hay muy poco movimiento de los músculos de la nariz, el relleno con ácido hialurónico puede durar mucho más tiempo que en otras partes de la cara. Generalmente, se ven resultados de dos años o más de la Rinomodelación Angular.

Este procedimiento está dirigido a todas las personas que tienen defectos estéticos leves y que no deseen someterse a los riesgos y al posoperatorio de una Rinoplastia, pero quieren mejorar su apariencia física.

Antes y Después