Es una coloración oscura de la piel que aparece en áreas de la cara expuestas al sol. Es un trastorno cutáneo muy común y aunque puede afectar a cualquier persona, las mujeres jóvenes con tonos de piel canela son quienes están en mayor riesgo.

  • Se asocia a menudo con las hormonas femeninas estrógenos y progesterona.
  • Es común en mujeres embarazadas.
  • En las que están tomando pastillas anticonceptivas (anticonceptivos orales).
  • En las que toman hormonoterapia durante la menopausia.
  • Excesiva exposición al sol
  • Se observa un color café uniforme en las mejillas, en la frente, en la nariz y en el labio superior y,
    con mucha frecuencia, es simétrico (igual en ambos lados de la cara).

El melasma no causa ningún otro síntoma aparte de la decoloración de la piel, pero puede ser muy preocupante a nivel estético.

Tratamiento

  • Lo más importantes evitar la exposición al sol y usar protectores solares.
  • Cremas que contengan un despigmentante o combinación de estos, como: hidroquinona, tretinoína, ácido kójico, ácido glicólico, etc.
  • Exfoliación química o peeling químico.

El dermatólogo generalmente puede diagnosticar el Melasma basándose en la apariencia clínica de la piel.

Se debe tener presente que el Melasma es una patología crónica, por lo que los pacientes deben estar en tratamiento permanente y especialmente evitar la exposición solar. Esto es importante a tener en cuenta, pues si no se siguen estas medidas es altamente probable que reaparezca con facilidad.

Antes/Después

Antes/Después

Captura de pantalla 2015-03-07 a la(s) 20.08.49

Antes/Después

Melasma

Melasma