Biopsia de piel

La biopsia de piel es un procedimiento mediante el cual se extrae una muestra de tejido de la piel, el cual se procesa y se realiza un estudio bajo un microscopio.

La biopsia de piel se utiliza para: Confirmar un diagnóstico, realizar un diagnóstico diferencial, indispensable en el estudio de cáncer en la piel y también en algunas ocasiones para buscar microorganismos.

Existen varios métodos para realizar una biopsia de piel. La mayoría de los procedimientos se pueden realizar en pabellón de cirugía menor y bajo anestesia local.

El tipo de procedimiento depende de varios factores, incluyendo la ubicación, tamaño y tipo de lesión.

Los tipos de biopsias de piel abarcan: Biopsia por raspado, biopsia en sacabocados o con “punch”, biopsia incisional; en que se extrae parte de la lesión y biopsia excisional; en que se extrae toda la lesión.